Volver a ser un Lobo Estepario

En el verano de 2014 me propuse no retomar este blog hasta no terminar cierto proyecto. No lo he hecho todavía. Estuve tentado de saltarme la condición que me impuse pero no ha sido hasta hace poco que no he vuelto a sentir la urgencia de tener un canal propio para expresar todas esas cosas que no tienen nada que ver con mi trabajo mientras el mundo parece volverse más loco.

Mi primer blog se titulaba El Lobo Estepario y lo creé en 2004. Fue un blog anónimo durante bastante tiempo. La razones resultan ahora ridículas. Pero aquellos eran los tiempos en que la derecha mediática española se echó al monte argumentando que el gobierno de Rodríguez Zapatero era un gobierno ilegítimo nacido de un pacto con los servicios secretos de Marruecos y ETA. Se sucedieron las manifestaciones en Madrid contra el matrimonio entre personas del mismo sexo y contra las negociaciones con ETA, salpicadas con reclamaciones sobre la “verdad” del 11-M. Pío Moa llegó a pedir que las fuerzas armadas dieran un golpe de estado y los conspiranoicos del 11-M manifestaban su esperanza de que, tras una de aquellas manifestaciones, el presidente Rodríguez Zapatero abandonara el palacio presidencial en helicóptero como hizo el argentino Fernando de la Rúa tras su dimisión. El debate en Internet era bronco y yo me impliqué en él. Percibí un ambiente guerracivilista y como era un recién llegado a Madrid opté por el anonimato.

La lección que me queda de aquella época es que si uno pasa demasiado tiempo en Internet termina creyendo que es un reflejo de la realidad. Útimamente he pasado bastante tiempo leyendo en Internet  a gente que defiende el Mal y me ha vuelto a pasar eso de creer que vivimos tiempos de confrontación extrema. Siento la necesidad de alejarme de mis intereses habituales para volver a tratar todas aquellas cosas que ocuparon este blog. Siento la necesidad de volver a escribir sobre cine, televisión, fotografía, literatura, poesía, arquitectura, urbanismo y tecnología. Así que es hora de que vuelva El Lobo Estepario.

Anuncios

Actualizado mis datos de Gravatar

Una inusual avalancha de spam, que no ha detenido el filtro Akismet, me ha hecho revisar con cuidado los comentarios aprobados. Y he caído en la cuenta que en los comentarios que hacía en mi propio blog aparecía un enlace a mi anterior blog personal, ya borrado y desaparecido. No sé si alguien reparó en ello. Supongo que el mismo problema estaba sucediendo en mis comentarios en otros blogs. Ya está solucionado.

Cien

Pues esta es la entrada número cien de este blog. No sé si alguno de mis blogs ultrapersonales anteriores llegó a tener tantas entradas. Bien es cierto que aquí me he dedicado a hacer apuntes breves salpicados por alguna entrada más larga de los temás más aleatorios. He hablado de literatura, poesía, música, cómic, fotografía, cine, medios de comunicación, televisión y tecnología. Y he hablado de las cosas que pasan en el mundo y en las sociedad en dos categorías que se explican a sí mismas por su nombre en latín y alemán: Res Publica y Zeitgeist.

Sospecho de que esto blog lo leen cuatro gatos mal contados. Pero a estas alturas ya he aprendido que cuanto más decides seguir tus propios criterios más probabilidades tienes de terminar situado en los márgenes disfrutando y apreciando cosas en soledad.