La genial impostura fotográfica

Mi interés por la construcción social de lo cool siempre ha girado en torno a cómo cosas que un día resultaban ridículas y horteras se convierten de pronto en el no va más. Pero el paso más allá, ese que lleva del asombro a la admiración, implica convertir algo barato y lleno de defectos en algo deseado y caro. No hablo del It’s not a bug, it’s a feature. Pero casi. Hablo de la Lomografía, la línea de cámaras analógicas con tecnología soviética que se venden a cientos de euros. La BBC dice que las cámaras Lomo son las salvadoras de la película analógica. ¿No es genial ofrecer un cacho de plástico que hace mal las fotos y vender una experiencia retrokitsch? ¡Nunca sabes cómo van a salir las fotos! ¡Fascinantes distorsiones de colores y efectos ópticos!

Lubitel 166+

Ninguna Lomo LC-A baja de los 200 euros y la cámara TLR china “Seagull 104”, de la que tres usuarios no dicen nada bueno en Amazon, se vende en España por 300 euros. La Lubitel 166+ la tuve recientemente en mis manos en la FNAC. ¿En serio que la venden a 300 euros? Pensemos que no son más que cajas negras con una lente baratísima y un mecanismo para reboninar la película. A su lado, uno entiende lo barato que se ha vuelto la tecnología.

Anuncios

Un comentario en “La genial impostura fotográfica

  1. Pingback: Instagram killed the photography star « El Lobo Estepario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s