Abogados del diablo

Hace poco, Alex Jones, un personaje de la alt-right estadounidense, tuvo que pasar por el juzgado por la disputa con su ex-mujer por la custodia de las hijas en común. El abogado de la ex-mujer se limitó a poner vídeos donde Alex Jones aparecía en InfoWar.scom hablando como un telepredicador apocalíptico para argumentar que era un desequilibrado mental. El abogado de Jones le defendió diciendo que su figura pública era un personaje. Que él en realidad no piensa realmente las barbaridades que suelta y que su personalidad extrema es puro teatro para dar espectáculo a la audiencia.

El argumento me parece una salida cobarde de alguien que ha defendido ideas perversas. Jones mantuvo que la matanza de Sandy Hook, en la que veinte niños de seis y siete años fueron tiroteados en un colegio de primaria, nunca existió. Fue la respuesta de los defensores de la libre tenencia de armas ante el temor de nuevas leyes restrictivas respaldadas por una opinión pública conmocionada. Según los impulsores de la teoría conspirativa, allí no murió ningún niño y los padres afligidos que salieron en los medios eran todos actores contratados. La difusión de la teoría de la conspiración generó una campaña de acoso y amenazas de muerte contra los padres. Uno de esos padres, Leonard Pozner, decidió salir a la luz pública para combatir a los acosadores y desde entonces tiene que cambiar de domicilio constantemente.

Jones perdió el juicio y quedó en manos de la madre autorizar las visitas del padre. Me gustaría pensar que algún día Jones pagará todo el daño que ha hecho. Requiere de un tipo siniestro de maldad lanzar mentiras a sabiendas con el propósito de tener un impacto en la opinión pública. Y si hay un medio que destacó en ello en Estados Unidos, antes de la aparición de la alt-right, fue Fox News. El año pasado su presidente tuvo que dimitir tras varias acusaciones de acoso sexual. Cuenta Jon Stewart que su encuentro con él fue lo más parecido al diálogo con la muerte en El Séptimo Sello  de Bergman. Este año el que ha caído es Bill O’Reilly, presentador estrella de Fox News. A la vuelta de las vacaciones no se le renovó el contrato mientras se acumulaban las demandas por acoso sexual, que fueron resueltas fuera de los tribunales. ¿Quién iba a pensar que en un canal famoso por su sensacionalismo y la hipocresía de su línea editorial sus figuras más destacadas eran unos viejos babosos?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s