¿Quién se acuerda de The KLF?

Sin venir a cuento me acordé el otro día de The KLF, uno de aquellos grupos de la era dorada del eurobeat y la música “dance” a finales de los ochenta. ¿Quién se acuerda de Technotronic,  2 Unlimited y Snap!?

The KLF fue un grupo diferente, con un sonido entre épico y salvaje rico en samplers. En alguna parte leí hace mucho que KLF significaba Kopyright Liberation Front y que sus miembros tras disolver el grupo habían quemado sus beneficios, un millón de libras esterlinas, en un lugar perdido. El asunto me sonaba a leyenda urbana y le pregunté a un amigo de mi generación por sus recuerdos del grupo. Me contó que él por su parte había leído que el grupo había destruido los materiales originales para que la discográfica no volvieran a publicar más discos suyos como fondo de catálogo . El asunto entraba ya en el terreno de la leyenda. Así que no me quedó más remedio que tratar de averiguar sobre The KLF.

The KLF fue un dúo compuesto por los británicos Bill Drummond y Jimmy Cauty. Publicaron primero bajo nombres como “The Justified Ancients of Mu Mu” y “Timelords”. El primer nombre hacía referencia al continente perdido de Mu y el segundo a Doctor Who, en lo que sería una constante en sus letras y acciones, con repetidas referencias entre cultas y frikis al situacionismo, anarquismo, la trilogía de ficción conspirativa The Illuminatus! o el discordianismo.

En 1988 publicaron el libro The Manual (How to Have a Number One the Easy Way) en el que explicaban cómo llegara al número uno “sin dinero ni talento”. Da la sensación de que el dúo fue el primer sorprendido por el enorme éxito comercial de su música y que mantuvo una incómoda relación con su propia figura pública. A pesar de su discurso en contra de la industria de la música y la música comercial de masas fuero aclamados por la crítica, fueron número uno de ventas y ganaron premios musicales. Al grupo le llovían las peticiones de colaboración y se convirtió en un símbolo de éxito de todo aquello que ellos mismos detestaban. En 1992, Bill Drummond llegó a un punto de profunda depresión.

El 12 de febrero de 1992 The KLF actuó junto con el grupo Extreme Noise Terror en la gala de entrega de los BRIT Awards donde recibieron el galardón al grupo del año. Al término de la actuación Bill Drummon disparó una ráfaga de balas de fogueo contra el público mientras que por megafonía se decía que el dúo abandonaba la industria de la música. El 14 de mayo de 1992 el grupo anunció su disolución en un comunicado público (el número 23º)  y la desaparición de su música del catálogo de su discográfica en el Reino Unido (no así en Estados Unidos, por lo que en Amazon.co.uk puede encontrarse su música como “importaciones”).

1424692607376

Supongo que otros en otras circunstancias habrían terminado por acomodarse, pero The KLF decidió siempre tomar el camino alternativo y poner fin a una fulgurante carrera que duró cinco años, de 1987 a 1992. En un último gesto de dimensiones homéricas, Drummond y Cauty se trasladaron a la isla escocesa de Jura donde prendieron fuego al millón de libras esterlinas que les quedaba de los beneficios que habían obtenido con The KLF.

Anuncios

8 comentarios en “¿Quién se acuerda de The KLF?

  1. Por mi casa había un disco de Technotronic que compró mi hermano, recuerdo que a mi nunca me terminó de gustar más allá del single principal.
    Y KLF, creo que no sabía de su existencia. Su música no me suena de nada…

  2. La historia de KLF es de lo más punk de todos los tiempos. Cambios de nombre, cambios de estilo, una ristra de eventos demenciales (te falta lo de la oveja muerta, o el campesino sueco que les disparó cuando intentaban visitar a uno de ABBA).

  3. Grandes, yo recordaba a todos esos que mencionas al principio del post, y también a los Extreme Noise Terror (claro…) pero al contrario que DavidM y tú mismo, no recordaba a estos KLF. Les daré un repaso, a ver cómo era lo subversivo hace sólo unos pocos años.

    Por cierto… de la enciclopedia que cualquiera dispuesto a pasar por el ojo de una aguja puede editar:

    > it is widely believed that the correct spelling was “Kopyrite” in order for the full title to comprise 23 letters

    Me están dando susto con tanto 23. No presagia nada bueno, jajaja.

  4. Hasta hicieron un documental con la quema del millón de libras, y lo llevaron por todo UK haciendo debates con el público.

    Mi lado de ciudadano responsable dice que mejor lo hubieran repartido entre los pobres, pero a lo bruto, mil libras a cada borracho tirado por la calle. Pero mi lado anarcoso, punkoso y situacionistoso está hipnotizado por estos gigantes.

  5. Descubrí que hay un libro sobre el grupo. Desde luego su historia está llena de recovecos, anécdotas y ramificaciones. Pero últimamente este blog me está quedando demasiado epidérmico cuando me quiero poner serio.

    Lo del “23” tiene que ver que ellos parten del origen, la trilogía The Illuminatus!. Pero si a eso le sumamos que también hacían referencias al discordianismo podemos tener claro que lo suyo era tomarlo por el lado poético y gamberro.

  6. Pingback: Bocados de Actualidad (180º) | Versvs

  7. Pues yo sí conocía su música, precursora de géneros como el ambient o el chill out, pero no la historia del grupo. Muy interesante. Felicitaciones por la página.

  8. Aun con todo los desafios que sentian en la industria del disco y el querer ser todo lo contrario al resto de las agrupaciones, sin duda alguna eran muy buenos para hacer fortuna con su música. A mi en particular me gusta y sigo escuchando KLF…….

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s