Llorando por los juguetes que abandonamos hace años

Si algo tiene la modernidad es la posibilidad de ser un nostálgico molón. Hablar de que rebobinar las cintas de cassette con el bolígrafo bic era la quinta esencia de la chulería porque podías mirar al tendido mientras pasaban los anuncios que se habían colado entre una canción de los Clash y otra de Bowie. Internet permite poner a Mazinger Z entre las series favoritas y creer que si te compras un smartwatch y dices “Kitt, te necesito” se te pone el pelazo de Michael Knight.

Mal día para dejar de fumar nos presenta su “Teoría destructiva de la evolución comercial”, que señala lo absurdo de llorar la desaparición de productos de consumo (materiales o intangibles) a los que les dimos la espalda hace tiempo.

Anuncios

2 comentarios en “Llorando por los juguetes que abandonamos hace años

  1. Hombre, mola mucho cuando un niño de 12 años te pregunta que si no diste la guerra fría en el colegio y tú contesta “jua jua jua… yo viví la guerra fría, era lo que ponían en los telediarios de mi época” Cara del niño: O.O

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s