“El asalto a la cultura” de Stewart Home

el-asalto-a-la-kulturaAcabo de releerme El asalto a la cultura de Stewart Home, que trata de corrientes artísticas y culturales desde el movimiento COBRA a la revista Class War. El libro fue publicado originalmente en 1988, así que abarca desde poco después de la Segunda Guerra Mundial a finales de los años 80, con lo que se puede decir que propiamente recoge movimientos de vanguardia del período de la Guerra Fría. Se trata de grupos todos llegado a criticar el mundo del arte y la cultura como manifestaciones burguesas y mercantilizadas para proponer la ruptura de las categorías tradicionales. La inspiración del dadaísmo y el surrealismo es clara. Pero ahora, con la perspectiva del tiempo, podemos decir que fracasaron en su propósito. La sociedad capitalista y de consumo siguió su camino y las obras de muchos de aquellos artistas rompedores terminaron entrando en el mercado del arte.

Hay algo que llama la atención en el libro. Lo efímeros de muchos de aquellos grupos, que a pesar de todo lograron cierta relevancia. El mundo de las vanguardias se movía por un número limitado de ciudades de Europa Occidental y las costas de Estados Unidos, así que podemos sospechar que se trata de un mundo pequeño donde es fácil trazar conexiones personales. Un caso particular es el de la Internacional Situacionista, donde encontramos expulsiones y disidencias propias de adolescentes enfurruñados. ¿Qué quedó de todo aquel ruido y furia?

La relectura del libro me lleva a echar un libro equivalente dedicado a las corrientes surgidos a partir de 1991. La propia Wikipedia recoge una lista larga de manifiestos artísticos aparecidos después de la popularización de Internet. Seguro que alguien en alguna parte se ha encargado de poner orden y redactar una historia de los movimientos relevantes.

Guardar

Guardar

Guardar

Anuncios

Más medieval que los medievales

La última vez que paseé por el Barrio Gótico de Barcelona, hace ya unos cuantos años, tuve una sensación extraña. Sentía haber hecho un viaje en el tiempo porque no se apreciaba pátina del tiempo en aquellos edificios medievales. Era la sensación de pasear por algo demasiado perfecto.

barrio-gotico

Ahora me entero que “el Barri Gòtic és una ficció històrica. Lo desarrolló Agustín Cócola en su tesis doctoral, El Barrio Gótico de Barcelona. Planificación del pasado e imagen de marca, donde explica:

El Barrio Gótico de Barcelona fue construido en las décadas centrales del siglo XX. De hecho, su nombre también es una creación moderna, ya que tradicionalmente el espacio era conocido como barrio de la Catedral. Aunque en teoría los monumentos históricos nos remiten a épocas pasadas, en muchos casos han sido fabricados recientemente, tanto en su forma como en su función social. La medievalización del centro histórico de Barcelona transformó físicamente el barrio institucional de la ciudad, dotándolo de nuevos significados simbólicos y de una apariencia antigua que hasta entonces no poseía. […] Este proceso se inició con la construcción de la fachada de la Catedral entre 1887 y 1912, y concluiría con la monumentalización historicista de todo el barrio que la rodea, aproximadamente entre 1927 y 1970.

La idea de reconstruir edificios antiguos para dotarles de una estética gótica no es única de Barcelona.  El francés Eugène Viollet-le-Duc se dedicó a restaurar edificios medievales en el siglo XIX con un criterio peculiar. Eliminaba los elementos añadidos en el Renacimiento o el Barroco para añadir otros de estilo gótico de su propia cosecha. Sus estudios de arquitectura medieval le habían llevado a profundizar en la esencia estética de la época que aplicaba para convertir a los edificios medievales en “más medievales” de lo que sus propios autores habían ideado.

Guardar