Superar el Romanticismo

Jóvenes artistas, hedonistas y vitales que viven intensamente cada minuto como si no hubiera un mañana, sin reparar en las normas y convenciones de una sociedad en rápida mutación pero lastrada por una moral hipócrita y bienpensante. Alcohol, consumo de drogas, sexo prohibido…

Leía sobre la Factory de Andy Warhol y pensé que ese estilo de vida podría describir perfectamente los valores de ciertos ambientes actuales. Entonces caí en la cuenta de que hablamos de algo que estaba teniendo lugar hace cincuenta años.

Pero ni siquiera Warhol pudo pretender ser original. Baudelaire, Artaud, Rimbaud… pretendían ya en su momento lo mismo. Dos siglos después tenemos desde a postadolescentes universitarios hasta estrellas del rock dando el coñazo con las mismas poses pretendidamente transgresoras. ¿No es hora de pasar página?

Anuncios