Un arrebato

El fin de semana pasado me dejé llevar por la pulsión consumista y tecnofetichista. Tenía el ojo echado a las Canon Ixus 220HS e Ixus 230HS, ahora que ya está hackeado el firmware de la primera. Y se cruzó por el camino una tonta cámara bolsillera de 80 euros con gran angular de 26mm., zoom 5x, luz de ayuda al enfoque, vídeo 720p HD, segunda batería, funda y atención al siguiente detalle: Una pantalla delantera para ayudar en los autorretratros. Les presento a la Samsung PL-120.

Y sí, se ven en esa imagen dos chicas en la pantalla delantera porque ¡Samsung considera en su publicidad que es una cámara para chicas! Debe ser que salir bien en los autorretratos es una preocupación femenina. Pero yo me he dado cuenta que desde que cargo mi cámara réflex no tengo ni una sola foto buena de mí mismo. Así que ahora llevaré la Samsung, que no ocupa ni pesa, en un bolsillo para poder tener alguna foto mía.