La culpa de todo la tienen los milenials

“Stabmaster Arson” ha hecho un hilo en Twitter con una recopilación de titulares que anuncian la crisis de productos y la desaparición de prácticas sociales por culpa de los milenials.  Son titulares que enuncian preguntas del tipo “Have millennials killed…?” o afirman rotundos “Millennials have killed…/are killing…”

Resulta que los milenials han acabado con el mundo de la modacon el comercio al por menor. Y es que los expertos en publicidad encuentran que los grupos de discusión ya no funcionan también por culpa de los milenials. Así no hay forma de preparar campañas.

Y así, el resultado es que hay productos cotidianos en riesgo de desaparecer por su culpa. Los milenials, están acabando con las pastillas de jabón y con los pañueños de papel. También son responsables de haber hundido los cines. Y hay deportes en crisis o camino de la ruina por culpa de los milenials, como el deporte de correr y la industria del golf. Y podrían en un futuro acabar con el fútbol americano.

No hay nada que resista a los milenials. El mundo se pone patas arriba. Están acabando con las relaciones de pareja, por lo que la institución del matrimonio está en crisis también por culpa de los milenials. La obsesión de los milenials con el trabajo ha acabado con las vacaciones pero su desdén por la manera tradicional de hacer las cosas ha acabado con el horario de oficina.  Pero también, esa manera diferente de hacer las cosas ha acabado con el desayuno, el brunch, el almuerzo y hasta las cenas en pareja. Saltándose tantas comidas, claro está, el resultado es que los milenials están acabando con la industria alimentaria.

Pero nada se compara con sus mayores víctimas. Los milenials acabaron con la Unión Europea, acabaron con el sueño americano y acabaron con la democracia.