El filósofo de la motosierra

Juan Claudio de Ramón, que ya hizo en Jot Down un repaso a la carrera de Leonard Cohen, ha hecho una entrevista a Mario Bunge, el filósofo materialista, posivista y racionalista de origen argentino afincado desde hace décadas en Canadá. Bunge es autor de 80 libros, 400 artículos académicos y Premio Príncipe de Asturias en 1982, pero sería más fácil definirlo como el puto amo.

Bunge fue una de mis primeras referencias intelectuales junto con Marvin Harris. Luego, con la lectura de Imposturas intelectuales de Alan Sokal y Jean Bricmont quedé vacunado en primero de carrera contra la fiebre posmoderna que azota las ciencias sociales anglosajonas. Tras leer autores como Bunge y estudiar filosofía de la ciencia descubrí los endebles cimientos epistemológicos de toda aquella farfolla incomprensible. Sokal Bricmont y Bunge supusieron toda una liberación al proclamar que lo que resulta inteligible y oscuro con toda seguridad no tenga mucho sentido.

Por cierto, Laetoli está editando la Biblioteca Bunge con un sistema curioso de mecenas que apoyen un proyecto no demasiado comercial.